Nuestra Historia

VIVÍ MÁS DE 100 AÑOS DE DULZURA

1912

EL COMIENZO

En el año 2012 cumplimos los 100 años de vida, desde que Felipe Fort se valió de una piedra para refinar el primer cacao Felfort. Felipe contaba en aquel entonces con tan sólo 12 años de edad.

Desde sus tiempos pioneros en que producía en forma artesanal cinco kilogramos por noche, evolucionamos hasta lo que somos hoy: una empresa totalmente argentina cuyo nivel industrial es comparable a los más avanzados del mundo.

1918

LA PRIMERA REFINADORA

Con 18 años, el joven Felipe Fort adquirió la primera refinadora mecánica, logrando un notable incremento en la capacidad de producción, destacándose Felfort ya en ese entonces, por la calidad del chocolate. Poco tiempo después, empezó con la fabricación de bombones.

El prestigio de la empresa fue creciendo sustentado en la excelencia de sus productos, cuya variedad comenzó a ampliarse en forma progresiva. Primero fueron los caramelos, poco después los huevos de Pascua -que hasta ese momento sólo se importaban desde Europa-, y siguió una magnífica línea de turrones elaborados por eximios maestros turroneros.

FAMILIA FORT
FELIPE FORT
FLOTA DE CUATRO CAMIONES FELFORT,
DÉCADA DE 1960

1926

LA FÁBRICA

El edificio de la planta actual fue inaugurado en el año 1926, abarcando en sus inicios 5.000 m2.
FACHADA DE LA FÁBRICA Y MAQUINARIAS

1963

Carlos Augusto Fort

En el año 1963, Carlos Augusto Fort - hijo del fundador-, asumió la presidencia de Felfort y bajo su conducción la empresa experimentó una decisiva expansión.

MEZCLADORA, REFINADORA Y CONCAS DE LA SECCIÓN CHOCOLATES.
PRODUCTOS DÉCADA DE 1960
AFICHE COLECCIÓN JACK

1987

EL CRECIMIENTO

En el año 1987 la planta alcanzó los 12.500 m2 y continua en constante crecimiento hoy en día. Cuenta con una de las tecnologías más avanzadas del país y un plantel de directivos y operarios consustanciados con los fundamentos de calidad fijados en sus orígenes y mejorados merced a permanentes actualizaciones.
AFICHES COLECCIÓN JACK

2018

UNA NUEVA ETAPA

El crecimiento sostenido de Felfort avanza en la exacta medida de los logros alcanzados, y sólo una vez consolidados sigue adelante, en absoluta coherencia con las premisas que tuvo Felipe Fort desde los orígenes.

Los nietos del fundador son hoy los responsables de la continuidad familiar en el manejo de Felfort y centran sus esfuerzos en un objetivo: excelencia de máximo nivel. La empresa manufactura actualmente una extensa variedad de exitosos productos, compitiendo en un plano de igualdad con industrias llegadas a nuestro país desde los principales polos de desarrollo del mundo.

Chocolates, caramelos, cereales, huevos de pascua, turrones, alimentos funcionales o dietéticos, conforman un amplio espectro que satisface extensamente las necesidades de los más diversos mercados.

Como un signo de argentinidad en todas las latitudes, Felfort proclama su lema: Si es chocolate…es Felfort.

DESDE 1912 ELABORANDO EL MEJOR CHOCOLATE